Contact Us

Case Evaluation
close

Abogado de Discriminación Racial de Connecticut

Si le pregunta a un abogado laboral de discriminación en Stamford Connecticut— en estos tiempos modernos, la discriminación racial en contra de un empleado proveniente de un grupo minoritario sucede con más frecuencia de lo que usted se imagina. Muchos negocios en Connecticut tienen más de 50 años y desafortunadamente, la mayoría de esa mentalidad “de tendencia antigua” en contra de la mujer está arraigada profundamente en la cultura de estas compañías. Como resultado, muchos empleados minoritarios de Connecticut se han visto en situaciones donde son el blanco de discriminación racial seria y severa en el lugar de trabajo. Esto les ha costado el trabajo, asensos, bonificaciones y otros tipos de compensación. Ósea que si usted cree que su empleador a cometido discriminación en contra suya en Stamford, Greenwich, Norwalk, New Canaan, Darien, Westport, Wilton, Weston, Fairfield, o Bridgeport, debe llamar inmediatamente a un abogado de Connecticut especializado en discriminación para que lo asesore. Usted tiene derechos según las leyes antidiscriminatorias federales y estatales, pero debe actuar rápido para preservarlos.

Leyes Federales y e Del Estado de Connecticut en Contra de la Discriminación Racial

Recuerde que usualmente usted no puede demandar a su empleador o jefe solamente por ser un imbécil. Con frecuencia recibimos llamadas sobre jefes y colegas que reprenden y abusan verbalmente a los empleados, pero de una forma no discriminatoria. Esto usualmente no es suficiente para demandar. Usted necesita motivos validos de discriminación según la ley del estado de Connecticut y federal para demandarlos. Sin importar si usted es un empleado a voluntad o un empleado por contrato de trabajo escrito, está en contra de la ley de Connecticut que un empleador ejerza discriminación racial en el lugar de trabajo.

Los tribunales del estado de Connecticut y federales toman las alegaciones por discriminación muy en serio. La Ley de Derechos Humanos de Connecticut (C.G.S.A. § 46a-60 et seq.) y el Titulo VII de la Ley de Derechos Civiles federal de 1964 (42 U.S.C.A. § 2000e et seq.) prohíbe que los empleadores discriminen a los aspirantes de empleo por su raza o color de piel. Estas leyes estatales y federales también prohíben que un empleador tome represarías en contra de un empleado por oponerse a la discriminación en el lugar de trabajo o por presentar una queja por discriminación racial en contra del empleador.

¿Qué Tipo De Conducta se Constituye Discriminación Racial?

La discriminación racial en el lugar de trabajo ocurre cuando un empleador participa en una conducta prohibida motivada por – al menos en parte – la raza o color del empleado. La ley es bien específica y técnica con este problema. Con frecuencia recibimos llamadas de personas que creen que sus empleadores son racistas y quieren demandarlos por esto, pero eso no es suficiente. Usted debe tener pruebas específicas de acoso por racismo para poner una demanda— ya sea en la forma de ataques verbales, correos electrónicos, mensajes de texto, revisiones anuales o comentarios hechos a los supervisores. Según la ley federal y estatal, entre las conductas prohibidas se incluye:

  1. una “acción adversa en el trabajo” – ésta es una acción que se toma en contra del empleado y que afecta los términos o condiciones del trabajo, como un recorte en el pago, reducción de los beneficios, suspensión, despido o terminación;
  2. “trato desigual” – Esto es cuando el empleador trata a un empleado de forma diferente en los términos o condiciones del trabajo, incluyendo una decisión de ascenso, u otorgar una bonificación o aumento; y
  3. un “ambiente de trabajo hostil” – esto es acosar al empleado hasta el punto en el que el ambiente de trabajo está saturado de intimidación discriminatoria, ridículo e insulto lo suficientemente severos o generalizados para alterar las condiciones de trabajo y crear una ambiente laboral abusivo.

Sin importar en qué categoría, de las anteriormente mencionadas, se ajuste la presunta conducta discriminatoria; es crucial que lo hable con un abogado de Stamford Connecticut especializado en discriminación racial que pueda aconsejarle sus opciones legales. El demandar a su empleador es un proceso largo y emocionalmente agotador; sin embargo, es importante ya que usted merece los beneficios y las oportunidades financieras que su empleador le ha negado injustamente. Y casi igual de importante… actuar en contra de un empleador racista en Connecticut ayudará a impedir que ellos cometan discriminación racial en el futuro en contra de otro empleado.

Dos Cosas Que Debe Hacer Para Iniciar Su Proceso Por Discriminación Racial en Contra de Su Empleador De Connecticut

Dos consejos claves que usualmente damos a nuestros clientes de discriminación racial de Stamford y Greenwich son los siguientes: (1) guarde cada correo electrónico, mensaje de voz, documento, mensaje de texto o comunicado que ilustre la discriminación racial, y (2) asegúrese de reportar sus quejas de discriminación racial en la oficina o departamento de Recursos Humanos. Reporte temprano y con frecuencia cada incidente. Es importante en su caso por discriminación racial en Connecticut que usted pase lo más pronto posible un reporte por escrito sobre la discriminación de su empleador a Recursos Humanos y su supervisor. Elabore por escrito una secuencia de sus reportes por discriminación racial. De esta forma si el acoso racial y discriminación continúan, su empleador podría ser responsable de pagarle daños monetarios ya que ellos no atendieron ni rectificaron el acoso racial cuando usted lo notificó por primera vez.

¿Cuánto Dinero Exactamente Puedo Recibir al ser una Víctima de Discriminación Racial?

Si usted es una víctima de discriminación racial o laboral en Stamford, Greenwich, Darien, o New Canaan, entonces usted podría reclamar el derecho a daños monetarios causados por el empleador. Estos daños monetarios pueden incluir perdida de ingresos, el valor a los beneficios perdidos como el seguro médico o dental, compensación en forma de bonificaciones, interés sobre alguna de esas cantidades, daños por el dolor y la pena emocional, costos de abogado, y en algunos casos, daños punitivos para castigar al empleador por su conducta injusta. En algunos casos raros, su abogado laboral de Connecticut puede convencer al tribunal de que ordene al empleador devolverle su trabajo. A pesar de que estas cantidades son para compensar y atenuar el dinero que usted recibe durante el curso de su demanda (como salario y compensación de un trabajo nuevo, o beneficios por desempleo), los abogados en discriminación racial de la firma legal de Mark Sherman se enfocan en tratar de obtener para usted las mejores cantidades de dinero posibles.

En algunos casos arreglamos el lenguaje que usamos en nuestras demandas por discriminación racial en Connecticut para activar la cobertura del seguro del empleador. Si un empleador tiene problemas, en ese caso éste podría no tener el dinero para pagar los daños de la demanda que usted ganó. Si el abogado en discriminación racial de Connecticut de su empleador puede presentar una demanda que la compañía de seguros del empleador cubra, entonces usted tendría una mejor oportunidad de que la compañía de seguros le pague los daños causados. Los abogados en discriminación laboral de la firma legal de Mark Sherman, resuelven muchos casos de discriminación racial con las compañías de seguros de los empleadores. Después de todo, ese es el motivo por el cuál estos empleadores compraron estas pólizas de seguros en primer lugar —para cubrir las pérdidas que surgen de los errores y faltas de buena conducta de los empleados. Llame a los abogados en discriminación racial de la firma legal de Mark Sherman para saber si es posible que usted reclame una indemnización civil de parte de la compañía de seguro de un empleador.

No Tema Recibir Represarías Por Oponerse a la Discriminación Racial en su Compañía

Con frecuencia vemos incidentes de represarías en contra de empleados que reportan a sus empleadores quejas por discriminación racial en Connecticut. En cualquier entorno de trabajo tomar represarías hacia un empleado, por oponerse a las prácticas de discriminación o por presentar una queja por discriminación racial, está en contra de la ley. Las represarías pueden venir en la forma de acciones adversas en el trabajo, trato desigual o un ambiente de trabajo hostil. Las represarías pueden provenir de diferentes personas tales como de supervisores, subordinados o compañeros. También puede venir en formas variadas y medios, como mensajes de texto, redes sociales, correos electrónicos y otras formas de intimidación laboral.

Si usted es una víctima de represarías en el trabajo en Connecticut por involucrarse en una conducta protegida, usted podría tener derecho a una compensación que quizás incluiría pérdida de ingresos, el valor de los beneficios perdidos, daños emocionales, gastos de abogado, y en algunos casos, daños punitivos para castigar al empleador por la conducta injusta.

El Guardián de las Demandas Por Discriminación Racial- La Comisión de los Derechos Humanos y Oportunidades (La “CCHRO” por sus siglas en ingles)

Antes de presentar un caso por discriminación o represarías en cualquier tribunal del estado de Connecticut o federal, la ley de Connecticut requiere que el empleado presente una queja en la Comisión de los Derechos Humanos y Oportunidades de Connecticut (la CCHRO). La CCHRO es una agencia en Connecticut cuya misión es la de eliminar la discriminación en el lugar de trabajo. La CCHRO refuerza las leyes antidiscriminación al pasar reglas y reglamentos a las que los empleadores tienen que adherirse. La contraparte federal de la CCHRO – la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (la “EEOC”) – tiene reglas y procedimientos similares.

Si usted es una víctima de discriminación racial por parte de un empleador en Stamford, Greenwich, Norwalk, New Canaan, o algún otro lugar de Connecticut, usted debe presentar una queja con la CCHRO dentro de los 180 días de la acción adversa en el trabajo. Los abogados y licenciados laborales de la firma legal de Mark Sherman con frecuencia son contratados para presentar quejas en la CCHRO. Luego la CCHRO realizará una revisión de evaluación basada en los méritos para determinar si su queja puede proseguir. Si la CCHRO determina que la queja si se amerita, entonces designará un investigador que observará más a fondo los hechos y circunstancias de su caso y determinará si hay una causa razonable para creer que la discriminación ocurrió.

Si se encuentra causa razonable, pero usted y su empleador no pueden llegar a un arreglo, un árbitro de los Derechos Humanos tomará una decisión sobre el caso en una audiencia pública y juicio. Si usted gana esta audiencia pública, el árbitro puede ordenar que la discriminación cese, además puede otorgarle indemnización monetaria por daños. Esto podría incluir la restitución de su empleo, pago retroactivo y la recuperación de los beneficios perdidos.

Así el proceso de la CCHRO sea de ayuda para los empleados agraviados, tiene algunas limitaciones, en las que se incluyen el tipo de alivio que usted pueda obtener. Por este motivo, los empleados agraviados podrían buscar mover esta queja al tribunal del estado de Connecticut o al federal, lo que requeriría la obtención de una liberación del caso por parte de la CCHRO. Esta liberación puede obtenerse en varias situaciones, incluyendo cuando ambos, el empleador y empleado, lo solicitan conjuntamente antes de que pasen 280 días o si el empleado lo solicita después de que pasen 280 días y el caso todavía está vigente.

Entonces ¿Cuál foro se ajusta mejor a su caso? la respuesta depende de muchos factores, como la naturaleza de la discriminación, los costos y beneficios de presentar una demanda por discriminación racial en un proceso judicial público, quién es el empleador y la naturaleza del alivio que usted busca. Así que si usted está considerando presentar un caso por discriminación racial en Connecticut, debe llamar a un abogado laboral de Connecticut para obtener más información sobre cuál de los foros es el mejor en su caso.

¿Su Caso Por Discriminación Racial Pertenece al Tribunal Estatal o Federal?

Otra decisión clave en los casos de discriminación es el decidir si presenta la demanda en el tribunal federal o estatal. A pesar de que hay algunas instancias donde el empleado no tiene opción de escoger entre el tribunal estatal versus el federal, en muchos casos el empleado sí tiene esta opción.

El hecho de que pueda presentar la demanda en un tribual estatal, federal o ambos, depende mayormente en el tamaño del negocio del empleador. El cuerpo legal antidiscriminación estatal – La Ley de Derechos Humanos de Connecticut – aplica en los casos que el empleador tenga de 3 a más empleados. Por otro lado, la Ley Federal de los Derechos Civiles de 1964 cubre a los empleadores que tienen de 15 a más empleados. Las diferencias entre los tribunales estatales y federales podrían ser cruciales para el resultado del caso. Las diferencias en estrategia entre escoger llevar su caso a un tribunal estatal o federal están matizadas por eso debe hablar sobre estas opciones con su abogado laboral de Stamford Connecticut.

Sus Esfuerzos Para Encontrar un Empleo Nuevo

Es importante para los empleados que han sido acosados o hostigados que sepan que la ley requiere que ellos hagan todos los esfuerzos razonables para mitigar – o atenuar financieramente – sus daños financieros mientras tienen pendiente un caso por discriminación racial. Esto significa hacer todos los esfuerzos razonables para buscar un empleo alternativo, y buscar compensación de beneficios por desempleo mientras están sin trabajo. A pesar de que las personas que están sin trabajo no dudan de participar de alguno de estos esfuerzos por necesidad, muchas de éstas no se dan cuenta que deben preservar la documentación de estos esfuerzos. Su abogado laboral de Stamford necesitará estos documentos como evidencia si eventualmente un juicio es necesario. Adicionalmente, usted tendrá otras responsabilidades durante el tiempo que su caso por discriminación racial en Connecticut está pendiente. Llame a un abogado laboral de Connecticut para obtener más información sobre qué otras cosas usted debería hacer mientras su caso está pendiente.

Contacte un Abogado de Discriminación Racial de Connecticut Hoy

Así que si usted esta siendo sometido discriminación racial por su empleador en Stamford, Greenwich, Norwalk, New Canaan, Darien, Westport, Wilton, Weston, Fairfield, y Bridgeport, llame uno de los abogados especializados en el área de empleo de la firma de Mark Sherman hoy. En la mayoría de los casos, usted tiene un periodo de tiempo muy corto para preservar su derecho de demandar un empleador. Aun más importante-y conveniente para el empleador-pruebas de discriminación y acoso que estén bajo la posesión de su jefe pueden desaparecerse rápidamente. Usted necesita un abogado fuerte y agresivo de Stamford Connecticut especializado en leyes de empleo de la firma de Mark Sherman para asegurarse que correos electrónicos, documentos, videos de vigilancia sean preservados y no suceda una destrucción de las pruebas por el empleador de Connecticut. Así que póngase al día con sus derechos antidiscriminatorios rápidamente. Usted puede estar seguro que su empleador va a tener un abogado-usted también debería. Los abogados de la firma de Mark Sherman han lidiado exitosamente casos serios y sensibles que involucraban discriminación racial y represalias. Hemos obtenido resultados positivos para personas buenas y trabajadoras que fueron desmoralizadas por la discriminación racial de su empleador. Así que no espere más. Llámenos hoy al (203) 358-4700 para hablar de su caso.