Contact Us

Case Evaluation
close

Abogado de Posesión de Pornografía Infantil de Connecticut

Las leyes del Estado de Connecticut sobre posesión de pornografía infantil son extremadamente severas. Pese a que es legal poseer y ver pornografía de adultos en Connecticut, a menudo vemos casos en los que nuestros clientes son acusados de posesión de pornografía infantil cuando simplemente no se dieron cuenta de haber descargado pornografía ilegal de internet. Existen docenas de trampas para las personas que descargan archivos de internet, desde los engañosos nombres de archivos pornográficos, hasta la avanzada tecnología de descargas utilizada por algunos de los sitios web líderes en plataformas para compartir archivos en la red. Sin darse cuenta, estas personas pueden descargar pornografía infantil ilegal y de repente verse involucradas en un arresto por cargos estatales o federales de pornografía infantil, los cuales acarrean años de cárcel obligatorio. Pregúnteles a los mejores abogados penales de Connecticut expertos en casos de pornografía infantil, a la policía, los fiscales y los jueces les despiertan poca simpatía los individuos a los que les encuentran pornografía infantil en sus computadores. Por lo tanto, si enfrenta cargos por posesión de pornografía infantil en Stamford, Greenwich, New Canaan, Darien, Norwalk, Fairfield, Weston, Wilton, Westport o cualquier otra parte de Connecticut, debe consultar tan pronto como sea posible con un buen abogado penal experto en dichos casos.

Cómo Comienza Normalmente una Investigación de Pornografía Infantil: Vigilancia Policial de Redes y Sitios Web con Plataformas de Intercambio de Archivos Locales Entre Pares (“P2P,” según sus siglas en inglés)

La mayoría de los departamentos de policía de Connecticut contratan a un detective experto en delitos cibernéticos, que esté entrenado para detectar a quienes descargan y distribuyen pornografía infantil ilegal. Estos detectives trabajan conjuntamente con proveedores locales de cable e internet, para rastrear los computadores que descargan pornografía, tanto legal como ilegal, de sitios web populares para el intercambio de archivos, tales como Limewire, Shareaza y Gnutella. Dichos sitios web también son conocidos como sitios de intercambio entre pares o “P2P”, ya que, por ejemplo, le permiten a un individuo sentado en la sala de su casa en Connecticut ingresar al sitio web P2P y registrar los discos duros y las bibliotecas de pornografía de todas las personas que estén conectadas en el sitio web en ese momento, incluso si la otra persona está conectada desde la sala de su casa al otro lado del mundo. Una vez estén conectados, los miembros del sitio web de intercambio de archivos pueden “compartir” archivos de música, videos, películas y, por supuesto, pornografía.

Sin embargo, tenga presente que estos sitios web no monitorean qué archivos se intercambian alrededor del mundo. Por consiguiente, siempre habrá intercambio frecuente tanto de pornografía legal como ilegal (imágenes fijas y películas), entre los computadores conectados a estas redes P2P. Lo que los detectives de delitos cibernéticos pueden hacer es monitorear el tráfico de descargas e identificar los computadores que descargan pornografía infantil ilegal. Una vez se haya identificado un computador en particular, la policía obtendrá una orden de cateo para registrar el computador localizado en Connecticut y realizar el peritaje de los archivos contenidos en él. Registrarán todas las carpetas existentes en un computador, iPad, iPhone o dispositivo portátil, incluyendo la carpeta de “basura” y archivos eliminados. De hallar pornografía infantil en el computador, la policía obtendrá una orden de arresto para el dueño del computador y lo imputará por posesión y/o distribución de pornografía infantil.

Qué Pasa Si la Policía Llega Con Una Orden de Cateo Durante una Investigación de Pornografía Infantil

Cuando la policía identifica una cuenta de internet por haber descargado pornografía infantil, todavía no sabe exactamente quién es la persona responsable de poseer el material ilegal. Pudo haber sido un familiar suyo, un compañero de cuarto o un empleado doméstico o de su negocio quien tuvo acceso a su computador. Así que si la policía de Connecticut llega a su casa con una orden de cateo para registrar su casa y decomisar su computador o dispositivo portátil, lo que debe hacer es: primero, solicite ver la orden de cateo y asegúrese de que la dirección es la suya y que está firmada por un juez. Segundo, comuníquese inmediatamente con un buen abogado penal de Greenwich o Stamford. No hable con la policía ni responda a sus preguntas. Usted tiene derecho a permanecer callado y todo lo que diga podrá y será utilizado en su contra. Recuerde que el trabajo de la policía es realizar arrestos, así que no le facilite el trabajo. Sea cortés y respetuoso y pregúntele qué está buscando. Y luego comparta esta información con un buen abogado penal de Stamford. Si la policía adelanta una investigación por pornografía infantil, generalmente incautará su computador y se irá de su casa sin arrestarlo. Su abogado penal de Connecticut puede ponerse en contacto luego con la policía y trabajar con usted para ver si es posible evitar totalmente el arresto.

¿Qué es Pornografía Infantil?

Nuestros clientes nos preguntan frecuentemente cómo determinar qué es legal y qué es ilegal en cuanto a pornografía, sabiendo las múltiples formas de pornografía legal que existen. La ley de Connecticut define la “pornografía infantil” como cualquier fotografía, largometraje, video, película, dibujo o imagen generada por un computador que contenga a una persona menor de dieciséis años de edad, participando en conducta sexual explícita. “Conducta sexual explícita” quiere decir cualquiera de las siguientes:

  • Contacto sexual o coito real o simulado
  • Zoofilia
  • Masturbación
  • Abuso sádico masoquista
  • Exposición innecesaria de los genitales o zona púbica de una persona.

Aunque la definición es útil, no es de gran consuelo para la audiencia del porno. ¿Cómo se supone que sepan si están viendo a una persona de quince, dieciséis, diecisiete o dieciocho años? La respuesta es: no es posible saber la edad de estas personas y aun así, las leyes estatales y federales en contra de la pornografía infantil responsabilizan estrictamente del contenido descargado, visto y distribuido en internet, a quienes descargan y ven pornografía. La responsabilidad de asegurarse de que no está infringiendo la ley y que no está viendo pornografía ilegal, recae sobre quien descarga o utiliza el contenido al final de la cadena. Es más, los títulos de los archivos de pornografía de estas redes P2P, pueden ser intencionalmente engañosos. Por ejemplo, un archivo llamado “Niñera pornografía – LEGAL” o “Chicas universitarias – LEGAL” podría contener imágenes de menores de dieciséis años participando en conductas sexuales explícitas. Por tal razón, aconsejamos a nuestros clientes no descargar ningún tipo de pornografía de internet. El riesgo es demasiado alto.

Castigos Por Posesión de Pornografía Infantil en Connecticut

En Connecticut, existen tres tipos de acusaciones por posesión de pornografía infantil. Cada tipo de acusación es un delito mayor y de ser condenado, cada uno requiere algún tipo de registro como agresor sexual, libertad condicional y tratamiento por agresión sexual y cárcel de cumplimiento obligatorio. El grado del que se le acuse, generalmente depende de la cantidad de imágenes que supuestamente encuentren en su poder. Sin embargo, con la proliferación de películas y clips de video en internet, especialmente en la industria de la pornografía cibernética, en efecto la ley considera un video o película de internet de dos minutos, una compilación de cientos de imágenes individuales, lo que le facilita a las autoridades acusarlo de posesión de pornografía infantil en primer grado.

Posesión de Pornografía Infantil en Primer Grado – CGS § 53a-196d

La posesión de pornografía infantil en primer grado, tal y como está codificada en la ley CGS § 53a-196d, le prohíbe poseer, deliberadamente, (a) 50 o más imágenes de pornografía infantil, o (b) una o más imágenes de pornografía infantil que representen imposición o amenaza de imposición de lesión física. En Connecticut, posesión de pornografía infantil en primer grado es castigable con hasta 20 años de cárcel, 20 años de libertad condicional bajo la categoría de agresor sexual, registro como agresor sexual y una multa máxima de $15,000. Tal vez lo más alarmante con respecto a una acusación por pornografía infantil en primer grado en Connecticut, es que una condena por dicho delito exige una sentencia mínima de 5 años de cárcel de cumplimiento obligatorio, la cual no puede reducir ni suspender un tribunal. Con semejantes castigos de por medio, el riesgo es demasiado alto para las personas acusadas de pornografía infantil en primer grado. Por consiguiente, debe contratar un buen abogado penalista de Stamford tan pronto como se entere de que lo están investigando por posesión de pornografía infantil.

Posesión de Pornografía Infantil en Segundo y Tercer Grado

La posesión de pornografía infantil en segundo grado, como se encuentra codificada en la ley CGS § 53a-196e, prohíbe poseer de forma intencional entre 20 y 49 imágenes de pornografía infantil. Una condena por este delito grave puede acarrear hasta 10 años de cárcel, una multa de $10,000, registro como agresor sexual y 20 años de libertad condicional bajo la categoría de agresor sexual. Una condena por este delito también requiere un mínimo de dos años de cárcel, sin derecho a suspensión o rebaja por parte de un tribunal.

Posesión de pornografía infantil en tercer grado, según la ley CGS § 53a-196f, prohíbe que una persona tenga, con justo conocimiento, menos de 20 imágenes de pornografía infantil. Una condena por este delito grave es castigable con hasta 5 años de cárcel, 20 años de libertad condicional bajo la categoría de agresor sexual, registro como agresor sexual y una multa máxima de $5,000. Al igual que los grados más graves, una condena por posesión de pornografía infantil en tercer grado conlleva una pena de un año de cárcel de obligatorio cumplimiento, sin derecho a rebaja o suspensión por parte de un tribunal.

Como puede ver, el número de imágenes que encuentren en su poder, es crucial para definir el grado de posesión de pornografía infantil imputado en su contra en el Estado de Connecticut. De tal manera que, cuando consulte con un buen abogado penalista experto en casos de pornografía infantil en Connecticut, debe conversar con él sobre la posibilidad de que un especialista en auditoría informática examine independientemente el equipo decomisado, para que le ayude a su equipo de defensores a determinar exactamente cuántas imágenes ilegales había realmente guardadas en su computador.

Cómo Pelear Cargos por Pornografía Infantil en Connecticut

Los representantes legales de la firma Mark Sherman Law, expertos en casos de delitos cibernéticos y pornografía infantil, vienen defendiendo agresivamente casos de posesión de pornografía infantil desde 2002. Muy a menudo, vemos clientes acusados del delito mayor de pornografía infantil, que han descargado accidentalmente imágenes y videos ilegales, en el proceso de ver y coleccionar pornografía legal. También hemos conocido casos de personas que ven y coleccionan pornografía legal, que intentan en buena fe borrar pornografía ilegal y sospechosa de su computador, pero que al hacerlo no logran eliminar completamente los archivos de la papelera del computador. Así que, en efecto, los archivos ilegales aún están en su poder. La ley contra la pornografía infantil en Connecticut no tiene en cuenta escenarios como este y responsabiliza a estas personas de la misma manera que a quienes descargan y guardan pornografía ilegal de forma intencional. Es más, cuando la policía suma la cantidad de imágenes, tiende a implicar a un sospechoso de acuerdo al nombre del archivo y no necesariamente verifica las identidades y edades de los participantes en el material pornográfico. Por último, surgen varias inquietudes a nivel constitucional cuando la policía interfiere y monitorea sus actividades de descarga: ¿Cuenta con la orden de cateo necesaria para invadir su comunicación privada de par a par? Y si tenía una orden, ¿acató las restricciones de la misma?

Los abogados penalistas de la firma Mark Sherman Law pueden plantear todas esas defensas y eventualidades para llevar la delantera en su caso por pornografía infantil. Analizaremos los informes policiales y las órdenes de allanamiento, para asegurarnos de que no se violaron sus derechos constitucionales de búsqueda y cateo. De ser necesario, reclutaremos a nuestros especialistas en auditoría informática, para que nos ayuden a analizar el hardware del equipo en cuestión y determinar si los detectives de delitos cibernéticos sí siguieron los procedimientos y protocolos adecuados. Trabajaremos juntos en la elaboración de la mejor defensa para pelear su caso o entrar a negociar una condena con la fiscalía, buscando una reducción de pena que le convenga a usted y a su familia.

Riesgos de Ser Acusado Paralelo y Simultáneamente por Pornografía Infantil a Nivel Federal

Un último factor a tener en cuenta, es si además de los cargos por pornografía infantil en el Estado de Connecticut, las autoridades federales lo van a acusar de pornografía infantil a nivel federal. Este caso se da con frecuencia cuando se sospecha que una persona contrata (incumpliendo la ley CGS § 53a-196a) o patrocina (incumpliendo la ley CGS § 53a-196b) a un menor para un acto obsceno. Dichos actos son mucho más repudiados que el solo hecho de ver pornografía infantil ilegal y, el FBI y la Fiscalía General de los Estados Unidos podrían quedar encargados de la investigación y la condena de un sospechoso de producción y distribución de pornografía infantil. Los periodos mínimos de cárcel obligatoria son muy altos (en algunos casos se requiere un mínimo de más de 10 años). En circunstancias muy excepcionales, es posible que a un sospechoso de posesión y producción de pornografía infantil se le levanten cargos tanto en tribunales estatales, como federales.

Contacte un Abogado de Pornografía Infantil de la Firma de Abogados de Mark Sherman Law Hoy

Como pueden ver, las leyes de pornografía infantil de Connecticut son severas y de mano pesada, aun para las personas que accidentalmente descargaron pornografía infantil y tratan en buena fe borrarlas de sus computadoras, IPhone, IPads u otro dispositivos portátiles. Por lo tanto, si lo acusan de posesión de pornografía infantil en Stamford, Norwalk, Greenwich, Fairfield, Westport, New Canaan, Darien, Norwalk, o cualquier otro lugar en Connecticut, contacte un abogado penal con experiencia de la firma de Mark Sherman Law antes de darle cualquier información a la policía. Estamos disponibles las 24 horas al día, los 7 días a las semana. Nuestros precios son competitivos. Recuerde, nuestra únicamente meta son resultados-trabajar con usted para obtenerle el mejor resultado posible. Llámenos hoy al (203) 358-4700.