Contact Us

Case Evaluation
close

Abogado Agresión a un Oficial de Policía de Connecticut

La historia parece siempre repetirse en los casos de agresión a un oficial de policía en Connecticut: un oficial de policía hace uso excesivo de la fuerza en contra de un sospechoso; entonces el sospechoso entra en contacto físico con el oficial para protegerse. De repente, imputan al acusado del delito grave de agresión a un oficial de policía y así, lo que pudo haber sido fácilmente un caso por el delito menor de interferencia con la labor policial/resistirse al arresto en Connecticut, ahora es un caso de delito grave por agresión a un oficial de policía.

Es una escena que los mejores abogados penales de Stamford, Connecticut observan con demasiada frecuencia: falsos cargos y arrestos en Greenwich, Darien, New Canaan, Norwalk y Stamford por infringir la ley CGS 53a-167c contra la agresión a un oficial de policía. Entonces, ¿qué se puede hacer para disputar estos cargos? Como en cualquier caso penal grave en Stamford, Connecticut, lo primero es conseguir la ayuda de un buen abogado penal de Greenwich o Stamford que no tema desafiar a los Departamentos de policía de dichas jurisdicciones en casos como estos. De tal manera que si usted ha sido arrestado por agredir a un oficial de policía en Stamford, Greenwich o Darien, debe ponerse en contacto lo antes posible con un buen abogado penal de Greenwich o Stamford, Connecticut.

Definición Legal de Los Cargos Por Agresión a un Oficial de Policía Según La Ley CGS 53a-176c

Tradicionalmente, la ley penal 53a-167c de agredir a un oficial de policía ha sido interpretada a la ligera e impuesta libremente por parte del cuerpo policial de Connecticut. Tal y como lo exponemos a continuación, el que se determine que un oficial de policía o un patrullero estatal ha sido realmente “agredido” puede llegar a ser complemente subjetivo y quedar a discreción absoluta del oficial de policía que realiza el arresto. Según la redacción precisa de la ley C.G.S. § 53a-176c, para ser culpable del incumplimiento de dicha ley, usted debe, con la firme intención de evitar que desempeñe su función, ocasionarle daño físico al oficial. Recuerde, es la intención de interferir con el desempeño de las funciones del oficial, no la intención de lastimarlo. Es mucho más fácil para el oficial probarlo y las pruebas que la fiscalía debe proporcionar en un juicio por agresión de un oficial de policía en Connecticut son mucho más sencillas.

Además, lo que se considera como “daño físico” a un oficial de policía también ha sido interpretado ampliamente por la fiscalía y los tribunales de Connecticut. La definición es simple: para que un oficial sufra “daño físico”, lo único que hace falta es que sienta algún tipo de “dolor físico”. Contrario a lo que muchos de nuestros clientes consideran como requisito mínimo para un delito de agresión a un oficial de policía según la ley 53a-176c, no es necesario que el oficial de policía víctima presente pruebas de haber sufrido fractura, haber ido al hospital o al médico, ni siquiera una orden médica. Si piensa que es un criterio amplio e injusto en contra de quienes han sido arrestados por infringir la ley 53a-176c contra la agresión de un oficial de policía, así es. De hecho, conocemos casos en los que la policía pone a prueba los límites de este delito, al plantarles a nuestros clientes este cargo por conductas que comúnmente no serían causal para un cargo por agresión: empujar o escupir a un oficial de policía o salirse de casillas e iniciar una pelea. Esta ley proporciona criterios completamente subjetivos para que el oficial de policía que realiza el arresto evalúe si está experimentando “daño físico” o “dolor”. Por esa razón, necesita un buen abogado penal de Stamford, que tenga experiencia y pueda desglosar los elementos de un caso de agredir a un oficial de policía durante un arresto, según la ley 53a-176c, revise pieza por pieza buscando errores y anomalías en su caso y que finalmente intente persuadir a las autoridades de Connecticut para que desestimen su caso.

Castigos por Agredir a un Oficial de Policía Según La Ley CGS 53a-176c

Los castigos penales y encarcelación por agredir a un oficial de policía según la ley CGS 53a-176c, son numerosos. Es un delito grave que acarrea hasta 10 años de cárcel, un máximo de $10,000 de multa y años de libertad condicional.

La Ley CGS 53a-176c No Solamente Protege a la Policía

Si bien esta ley se usa principalmente en cargos que tienen conexión con agresiones a oficiales de policía y patrulleros estatales, también protege a otras categorías de oficiales del orden público, funcionarios del sector oficial y empleados de emergencias médicas. A continuación encontrará solo un ejemplo de los tipos de personas que, de ser agredidos, detonan cargos y arrestos por el delito grave de incumplimiento de la ley 53a-176c:

  • Bomberos;
  • Paramédicos (EMS/EMT);
  • Médicos y enfermeras de salas de urgencias;
  • Investigadores y trabajadores sociales del Departamento de niños y familias;
  • Oficiales del Departamento de Correcciones;
  • Inspectores del Departamento de Motores y Vehículos; y
  • Oficiales de libertad provisional.

A pesar de que muchos de los oficiales arriba mencionados no están técnicamente catalogados como “policías” y no tienen la autoridad para detenerlo y arrestarlo, los legisladores de Connecticut los han clasificado como funcionarios del orden público” u oficiales de la fuerza pública que están protegidos por la ley 53a-167c. De alguna manera ellos se arriesgan cuando desempeñan sus labores y si usted intenta oponerse a que hagan su trabajo y, como consecuencia, sufren algún daño físico, enfrentará cargos por el delito grave de agredir a un funcionario del orden público/oficial de policía de Connecticut según la ley 53a-167c.

¿Cuál es La Diferencia entre Agredir a un Oficial de Policía e interferir con el Trabajo Policial/Resistirse a un Arresto?

Frecuentemente recibimos llamadas telefónicas de acusados frustrados que han sido arrestados por incumplir la ley 53a-167c agredir a un oficial de policía, cuando escasamente tuvieron contacto físico con el oficial o simplemente se estaban defendiendo de un oficial de policía que sin justificación o provocación ninguna hizo uso excesivo de la fuerza. Tenga presente que para la policía de Connecticut es relativamente fácil efectuar un arresto por un caso de agresión a un oficial de policía de Connecticut. Por lo tanto, la línea limítrofe entre la ley 53a-176c de agredir a un oficial de policía y la ley 53a-167 de interferencia con el trabajo policial/resistencia al arresto, no es clara. La agresión a un oficial de policía requiere que exista intención de interferir con el desempeño de sus labores y causarle daño físico. Por otro lado, resistirse al arresto/interferir con el trabajo policial prohíbe obstruir o impedir que los oficiales desempeñen sus labores y no requiere que el oficial de policía resulte lastimado. Prácticamente hablando, las diferencias fundamentales entre los dos cargos son: (1) su intención y (2) si el oficial de policía sufre o no algún tipo de “daño físico”. Cada uno de estos elementos debe ser inspeccionado y cuestionado de forma agresiva por sus abogados penales expertos en agresión, en Darien o Stamford. Como mínimo, deben ser capaces de convencer al fiscal de rebajar el cargo de delito grave a delito menor de interferencia con el trabajo policial, con lo que se reduce la gravedad del caso y se abre la puerta a que posiblemente le desestimen el caso o a una disposición más favorable con respecto a su arresto por agresión a un oficial de policía en Stamford.

Cómo Pelear el Cargo de Agresión a Un Oficial de Policía Según La Ley 53a-176c

Como lo dirían los mejores abogados penales de Stamford, la preservación de pruebas digitales se ha convertido en prioridad número uno para defenderse del cargo de agresión a un oficial de policía según la ley 53a-176c. Generalmente, estos cargos surgen al momento de un arresto, cuando lo detiene la policía o durante una investigación. Si bien, por obvias razones, la policía prefiere que el interrogatorio o la detención permanezca en calma, algunas veces pueden surgir tensiones, especialmente si hay alcohol o drogas de por medio o si la policía llega al momento de una discusión acalorada o a una escena donde se comete el delito de violencia doméstica según las leyes de Connecticut. Por lo tanto, cuando llega la policía y aplica la fuerza física, incluso en una mínima proporción, es probable que usted se tensione o contrataque, con la posibilidad de que haya una confrontación física con la policía, en la cual podría salir lastimado un oficial. Cualquier prueba de vigilancia que exista del altercado, podría ser de suma ayuda para que su abogado penal de Stamford entienda lo que sucedió realmente. ¿La policía actuó demasiado agresiva? ¿Se estaba usted simplemente defendiendo de violencia excesiva? ¿La policía es la responsable de iniciar la conducta violenta? Las imágenes de video nunca mienten; la gente sí. Por tal razón, los sistemas digitales de vigilancia se han vuelto cada vez más valiosos para las autoridades y los abogados penalistas. Los tableros de las patrullas de la policía están equipados con cámaras digitales y algunos Departamentos de Policía del condado de Fairfield están poniendo cámaras digitales en los chalecos de los oficiales. Estas pruebas de vigilancia son evidencia adicional a las cámaras web instaladas en las calles públicas, andenes y negocios que también pueden capturar la supuesto agresión. Conscientes de lo importante que es la prueba de vigilancia digital para defender su caso de agresión en Connecticut, los abogados penales de la firma Mark Sherman Law presentarán de inmediato una petición ante el tribunal superior para preservar la mayor cantidad de pruebas de vigilancia digital como sea posible, de tal manera que éstas no desaparezcan mientras usted esperar el juicio de su caso.

Conservar el expediente médico del oficial de policía es igualmente importante para la defensa de casos como este. ¿El oficial realmente sufrió alguna lesión? ¿Tuvo que ausentarse del trabajo como resultado de la lesión? ¿Fue por lo menos a ver un médico? ¿O la queja de “lesión física” es simplemente un pretexto para fabricar un caso de arresto por el delito grave de agresión a un oficial de policía en Norwalk, Stamford o Greenwich? Los abogados penales de la firma Mark Sherman Law presentarán peticiones de hallazgo para llegar al fondo de esas inquietudes. De acuerdo a nuestra propia experiencia, observamos que algunas veces los casos del Estado comienzan a derrumbarse apenas empezamos a presentar dichas peticiones, ejerciendo presión y obligando a la fiscalía y a los oficiales a satisfacer el peso probatorio.

Sin embargo, quizá lo más importante es que usted se sienta cómodo trabajando con sus abogados penales y representantes legales de Connecticut, para defenderse de las acusaciones de agredir a un oficial de policía. El equipo de representantes legales de la firma Mark Sherman Law se reunirá con usted para revisar los informes policiales, repasar cuidadosamente su versión de la historia e identificar a todos los testigos necesarios para elaborar la estrategia defensiva más completa y rentable para usted. Nuestro compromiso de “dos abogados” garantiza que los informes policiales sean revisados cuidadosamente por lo menos por dos de nuestros abogados penales expertos, quienes analizarán y desglosarán dichos informes en búsqueda de fallas legales y constitucionales. Creemos en el más alto nivel de servicio y profesionalismo, especialmente en casos que tengan que ver con la agresión a un oficial de policía de Connecticut, en los cuales puede estar seguro que la policía estará pendiente de que se le enjuicie. Para la policía es un asunto personal. En esta ocasión, la supuesta víctima es uno de los suyos. Por consiguiente, es necesario que usted esté igualmente preparado y alerta en presentar la mejor defensa posible para su caso.

¿Existe la Posibilidad que Le Autoricen Participar en el Programa Alternativo de Rehabilitación Acelerada (“AR”, por sus siglas en inglés) para infractores sin antecedentes, cuando infringe la ley 53a-176c Agredir de un Oficial de Policía Durante un Arresto?

Posiblemente, pero es complicado. La buena noticia es que el cargo en sí, cumple con los requisitos para este programa alternativo de Connecticut para infractores por primera vez. Sin embargo, como en cualquier solicitud para el programa de Rehabilitación Acelerada en el condado de Fairfield, un juez del tribunal superior de Danbury, Norwalk o Stamford debe llegar a dos conclusiones importantes: (1) que de acuerdo a los hechos y las circunstancias presentadas ante el tribunal, lo más probable es que usted no reincida y (2) que su supuesta conducta no es de naturaleza “grave”. Es la segunda parte, la “gravedad” del delito, la que representa el mayor obstáculo para los mejores abogados penales de Darién y Greenwich. En particular, cuando el oficial agredido se presenta en la audiencia del tribunal en la que se determina el tema de la Rehabilitación Acelerada, para insistirle al juez que le niegue su solicitud. Se presentan con fotografías de la lesión, informes médicos y una larga lista de razones por las cuales no se le debe conceder el privilegio de participar del programa AR.

Ahí es cuando usted más necesita a un buen abogado penal de Stamford, para desviar y desarmar las objeciones que ponen la policía y la fiscalía para que se le apruebe la solicitud al programa AR por su caso de agresión a un oficial de policía. Lo que está en juego es crucial; obtener aprobación para el programa de Rehabilitación Acelerada de Connecticut, allana el camino para mantener limpio su historial de antecedentes penales. La negación de la solicitud para el programa de Rehabilitación Acelerada, lo obliga a elegir entre ir a juicio por el cargo de agresión a un oficial de policía según la ley 53a-167c, o declararse culpable como parte de una negociación con la fiscalía de Connecticut. Así que sea cuidadoso con una solicitud para el programa AR para estos cargos y trabaje de cerca con su abogado penal de Stamford, a fin de asegurarse de que presenta un buen paquete de solicitud en la audiencia en la que se determina el tema del programa de Rehabilitación Acelerada.

Comuníquese hoy mismo con un abogado de la firma Mark Sherman Law experto en la ley 53a-176c contra la agresión a un oficial de policía

Como lo mencionamos anteriormente, los casos de agresión a un oficial de policía durante un arresto en Stamford, Darien, New Canaan y Greenwich son sumamente personales para la policía. Están protegiendo a uno de los suyos y defenderán agresivamente este tipo de casos y se presentarán en el tribunal para asegurarse de que se le enjuicie enérgicamente. Por lo tanto, debe estar preparado para pelear dichos cargos con una defensa contundente, acompañado de un abogado penalista de Stamford o Greenwich que no le tenga miedo a enfrentarse a la policía de Stamford, Greenwich, Darien o New Canaan en casos de arresto por agresión a un oficial de policía. Si bien es cierto que la policía simplemente está haciendo su trabajo, los abogados penales de la firma Mark Sherman Law están preparados para ir hasta donde sea necesario en estos casos. Solicitaremos historiales médicos, grabaciones de vigilancia y notas policiales para proteger a nuestros clientes, independientemente de las consecuencias para la estación de policía o para el tribunal. Nuestra única preocupación es defenderlo lo mejor posible. Tenemos un solo objetivo: obtener resultados. De tal manera que, si lo arrestaron por violar la ley 53a-176c de agresión a un oficial de policía, llame a un abogado penalista de la firma Mark Sherman Law hoy mismo. Estamos disponibles 24 horas, los 7 días de la semana para responder su llamada al (203) 358-4700.